Producción y manejo de praderas

Consorcio Lechero > Tecnoláctea > Forraje y Alimentación > Producción y manejo de praderas

La pradera permanente utilizada en pastoreo es el alimento de menor costo  en los sistemas de producción de leche que se desarrollan en las diferentes áreas agroclimáticas de la zona central y sur de Chile.

El clima y el nivel de fertilidad del suelo definen en gran parte el rendimiento de forraje y la distribución estacional de la producción de las praderas permanentes. La diversidad de las condiciones climáticas a lo largo del año genera una  marcada estacionalidad, en términos de crecimiento y calidad nutritiva. En términos generales, durante la primavera se logra más del 40 % de la producción anual, con un forraje cuyo valor nutritivo alcanza su máxima expresión, mientras que en el invierno el aporte de la pradera difícilmente alcanza el 10% del rendimiento total, con un forraje cuyo contenido de agua es excesivo y bajo en fibra efectiva.  La figura n°1 muestra la curva de crecimiento de una pradera en el llano central de Osorno, donde se observa la gran diferencia de crecimiento en primavera e invierno. En esta curva también se muestra el importante efecto de la sequía de verano sobre el crecimiento de la pradera;  en un verano seco el crecimiento de la pradera puede ser inferior al crecimiento invernal, en contraste en un verano lluvioso o con uso de riego el crecimiento es similar al de primavera.

produccion-manejo-de-praderas1

Figura n°1: Evolución del crecimiento diario (kg MS/ha/día) de una pradera permanente a través del año, en el llano central de Osorno  (Teuber y Bernier, 2002)

Para mantener un sistema productivo eficiente, técnica y económicamente, hay que disponer de praderas de alta producción, partiendo de la base de que el forraje que estas praderas generan sólo adquiere valor en la medida que es consumido por las vacas y transformado en leche. El esfuerzo se debe ver reflejado entonces en un alto consumo de pasto por hectárea, lo cual representa la habilidad del productor para cosechar la mayor cantidad de forraje producido posible.

Para lograr un buen entendimiento de la producción de una pradera es necesario conocer la morfología y la fisiología de las especies que la componen. Los principales grupos de plantas que conforman una pradera son las gramíneas y las leguminosas, y ambas poseen distintos mecanismos para poder mantenerse productivas en el tiempo después de cada pastoreo. De aquí se entiende que el manejo eficiente del pastoreo es la principal herramienta para controlar la producción y la calidad nutritiva de la pradera en forma permanente. Las figuras n°2 y n°3 muestran la ubicación de los puntos de crecimiento de las gramíneas y las leguminosas perennes. Estos constituyen los centros donde nacen los nuevos tejidos que permiten la recuperación de estas plantas posterior a una defoliación.

produccion-manejo-de-praderas3

produccion-manejo-de-praderas2

Figuras n°2-n°3: Esquemas de crecimiento de plantas gramíneas y leguminosas (Manual “Manejo eficiente del pastoreo”, Capítulo 2)

El manejo de praderas abarca además la aplicación de una serie de prácticas para obtener un cultivo exitoso, entre ellas se debe considerar la aplicación de fertilizantes de acuerdo a los análisis de suelo, control de malezas, pastoreo controlado, elección de las especies y variedades más adecuadas, fecha de siembra oportuna y monitoreo de plagas,  entre otros manejos.

Consorcio Lechero, 2013
Con el aporte de:
Oscar Balocchi L.
Ingeniero Agrónomo, Ph.D.
Universidad Austral de Chile.

  Referencias:

-Balocchi, O. et al (Eds). 2012. Manejo Eficiente del Pastoreo. Consorcio Lechero. Osorno, Chile. 51 p.
-Pulido, R., Parga, J., Lanuza,F., Balocchi, O(Eds). 2011. Suplementación de vacas lecheras a pastoreo. Consorcio Lechero. Osorno,Chile. 91p.
-Teuber, N. y Bernier, R. 2002. Producción de forraje en diferentes áreas. Informativo n°34, INIA Remehue, Osorno, Chile.