Huella de carbono

Consorcio Lechero > Tecnoláctea > Sustentabilidad Ambiental > Huella de carbono

La huella de carbono es la sumatoria de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) emitidas directa o indirectamente por una persona, evento o empresa para la elaboración de una unidad funcional de un producto determinado, considerando el proceso de producción y su distribución o consumo.

Dada la mayor información disponible a nivel de consumidor y su actual preferencia por alimentos más sanos y cuya producción tenga un menor impacto en el medio ambiente, o sea una menor huella de carbono, el negocio lechero debe prepararse con anticipación para enfrentar este desafío. Por lo mismo, es importante que se comience a generar información local al respecto, tanto para que los consumidores estén bien informados, como para que los productores puedan determinar qué medidas tomar, dado que el reducir la huella de carbono de un producto está habitualmente asociado a un aumento de la eficiencia del proceso de producción.

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de Chile no son relevantes a nivel mundial, representando sólo un 0,26%, y ocupando el puesto n°61 del ranking mundial con una emisión que alcanza a 4,35 t CO2 eq/habitante. El sector que más contribuye al Inventario Nacional de GEI es el de la industria energética.

No existe un protocolo único y exacto para medir la emisión de GEI, pero lo que comúnmente se utiliza son las metodologías de cálculo del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (PICC), que abarcan al sector energético, agrícola, producción industrial, utilización de solventes y productos relacionados, uso de suelos y sus cambios de uso, y residuos antrópicos. Estos métodos utilizan un sistema de conversión de todos los gases para poder realizar la medición, obteniendo el potencial de calentamiento de cada gas y expresándolo como CO2- equivalentes (CO2-eq). Los principales GEI asociados a la agricultura son, además del CO2, el óxido nitroso (N2O) y el metano (CH4).

Entre los años 1990 y 2006 las emisiones netas de GEI (medidas en CO2-eq) en Chile subieron en un 232%, hecho cuyo principal aporte proviene del sector “Energía” (aumento de un 85%). El segundo gran aporte proviene del sector Agrícola (aumento de 10%). A pesar de esto, la producción de GEI desde el sector agrícola ha ido disminuyendo en términos proporcionales respecto al total de emisiones del país, tal como se muestra en la figura n°1.

huella

Figura n°1: Participación porcentual de los sectores del  Ingei de Chile en las emisiones y capturas de GEI (Documento de interés “Segunda Comunicación Nacional sobre Cambio Climático”)

Las principales emisiones del sector agrícola provienen, en primer lugar, de la preparación de suelos agrícolas, y en segundo lugar del manejo del estiércol. En el ámbito de la preparación de suelos se incluye el uso de fertilizantes nitrogenados y enmiendas calcáreas, cuyo uso resulta en la emisión de óxido nitroso, uno de los GEI más dañinos, y de CO2. Por otro lado, el pastoreo de los animales, a través del depósito de orina en el suelo, y el uso de estiércol o purines también contribuyen a las emisiones de óxido nitroso. Los pozos de almacenamiento representan además una fuente de metano.

Respecto de la mitigación del problema, lo principal es enfocarse en la eficiencia de producción. Mientras menor sea la cantidad de recursos que se utilicen para la elaboración de un determinado producto, mejor.

La idea es producir más, sin generar más emisiones de GEI, independiente de cuál es finalmente el producto a confeccionar.

Un factor relacionado con esto es la toma de decisiones respecto de la infraestructura y en general, los recursos a utilizar. Las construcciones, maquinaria y tipo de combustible a utilizar pueden influir fuertemente en el ahorro de recursos, y por tanto también en los costos de producción. Y esto involucra no tan solo la fase productiva de un negocio, sino que también su almacenamiento, transporte, distribución, etc. De todas formas, es importante tener en cuenta que si se tiene la intención de planificar y poner en práctica medidas cuyo objetivo sea mitigar el impacto de un determinado negocio o industria respecto a la emisión de GEI y el calentamiento global, es necesario considerar en forma particular las características y el funcionamiento de dicho negocio.

Consorcio lechero, 2013
Con el aporte de:
Marta Alfaro V.
Ingeniero Agrónomo, Ph. D.
INIA Remehue.

  Referencias:
-CONAMA-PNUD. (s.f.). Actualización de inventarios de gases de efecto invernadero serie temporal 1984/2007 (CONAMA-PNUD). Recuperado el 16-01-2013, de sitio web de Consorcio Lechero: http://www.consorciolechero.cl/chile/documentos/documentos-interes/actualizacion-de-inventarios-de-gases-efecto.pdf

-Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Servicios de Ingeniería DEUMAN Ltda. (2010). Estudio “Huella de carbono en productos de exportación agropecuarios de Chile. Recuperado el 16-01-2013, de sitio web de Consorcio Lechero:http://www.consorciolechero.cl/chile/documentos/documentos-interes/estudio-huella-de-carbono-en-productos-de-exportacion.pdf

-Ministerio del Medio Ambiente-PNUD. (2011). Segunda comunicación nacional de Chile ante la convención marco de las Naciones Unidas sobre cambio climático. Recuperado el 08-04-2013, de sitio web del Portal del Ministerio de Medio Ambiente: http://www.mma.gob.cl/1304/articles-50880_docomunicadoCambioClimatico.pdf