Bienestar animal

Consorcio Lechero > Tecnoláctea > Ganado Lechero > Bienestar animal

El bienestar de los animales considera tres aspectos esenciales: 1) las experiencias del animal, tales como placer o dolor; 2) el funcionamiento biológico normal del individuo, y 3) la naturalidad de la especie (telos), asegurando que el animal pueda realizar el repertorio conductual completo de su especie (Duncan y Fraser, 1997) y es un elemento vital para la mantención de un sistema de producción de leche. Hay una serie de manejos que deben ser considerados para mejorar el estado de bienestar de las vacas lecheras , relacionados con aspectos tales como la alimentación, la ordeña, la calidad de la infraestructura, manejo del rebaño adulto y sus crías, higiene y sanidad del rebaño, etc. Cambios en dichas prácticas pueden contribuir a la prevención de enfermedades, mejoras en la rentabilidad y sustentabilidad del sistema productivo, y un rebaño con un estado de bienestar animal adecuado.

bienestar-animal

Figura n°1: Elementos que afectan el bienestar animal (Fuente: Tamara Tadich)

Algunas prácticas que podemos implementar con facilidad son, por ejemplo, monitorear regularmente  la  alimentación y nutrición que le entregamos a nuestras vacas, no sólo teniendo en cuenta la calidad y cantidad del alimento, sino también la disponibilidad de comedero por animal para que puedan acceder facilmente y sin competencias a este.  Esto contribuye a la mantención de una buena condición corporal y salud de los animales, previniendo así la aparición de enfermedades relacionadas con desbalances metabólicos (por ejemplo: hipocalcemia e hipomagnesemia).

bienestar-animal2

Figura n°2: Asegurar la disponibilidad y la ingesta de alimentos del rebaño, promoviendo así un buen estado de salud de los animales (Presentación “Bienestar animal en vacas lecheras”)

Hay que evaluar la infraestructura del sistema también, poniendo énfasis en el diseño de pisos y accesos que permitan un adecuado tránsito de las vacas. Evitar resbaladas, giros bruscos, aglomeraciones y tiempos de espera muy largos, considerando siempre la limpieza y la presencia de piedras u otros elementos que puedan provocar daños en las patas de los animales.

bienestar-animal3

Figura n°3: Mantención de caminos e infraestructura para evitar aparición de cojeras (Ficha técnica “Ganado lechero)

Se debe procurar manejar en forma tranquila el rebaño, evitando el uso de perros, caballos, motos u otros medios que apuren innecesariamente a las vacas o causen ruidos que puedan estresar a los animales. Esto aumenta el riesgo de la aparición de cojeras y de otras enfermedades derivadas del estrés del movimiento.

Se deben mantener registros de los problemas mamarios, reproductivos y de cojeras. Como medidas básicas de manejo debemos evitar la mezcla de animales jóvenes con vacas adultas y tener en cuenta que el reagrupamiento de los animales causa disturbios en la jerarquía del rebaño.

Los terneros deben consumir calostro de buena calidad, en cantidades adecuadas en las primeras 8 horas de vida.

Hay que monitorear también el programa sanitario del rebaño, considerando en este el programa de vacunaciones y el arreglo funcional de las pezuñas de las vacas. También hay que considerar la capacitación del personal encargado del rebaño. Es indispensable mantener  además un régimen sanitario estricto en la sala de ordeña, ya que es esta zona uno de los principales núcleos de contagio de enfermedades, tales como la mastitis, por la falta de cuidado y limpieza por parte de los encargados de realizar esta labor.

bienestar-animal4

Figura n°4: Detergentes y desinfectantes para el lavado del equipo de ordeña; y sistema de lavado automático del equipo (Manual “Manejo y utilización de purines de lechería”, Capítulo 1)

A modo general, siempre es importante tener en consideración que el cuidado y la protección del rebaño son elementales para que el sistema sea sostenible en el tiempo. Hay que recordar que un manejo de los animales que minimice el estrés y el sufrimiento innecesario, con la utilización de estructuras y elementos adecuados, además de la capacitación respectiva del personal encargado, incrementa la eficiencia productiva, resguarda la calidad de la leche y protege a su rebaño.

Consorcio lechero, 2013
Con el aporte de:
-Tamara Tadich
 Médico Veterinario, MSc
 Universidad de Chile
-Néstor Tadich
 Médico Veterinario, PhD
 Universidad de Chile.

  Referencias:
-Borkert, J.Recomendaciones para el control y prevención de cojeras en vacas lecheras. Consorcio Lechero. Osorno, Chile. Ficha técnica n°1- Ganado lechero.
-Duncan, I.J.H. and D. Fraser, 1997. Understanding Animal Welfare. Animal Welfare, Appleby, M. and B. Hughes (Eds.). CAB International, Wallingford: 19-31.

-FAO y FIL. 2012. Guía de buenas prácticas en explotaciones lecheras. Directrices FAO: Producción y Sanidad Animal No. 8. Roma.