Alimentación

Consorcio Lechero > Tecnoláctea > Ganado Lechero > Alimentación

La alimentación, definida como la ingesta de alimentos por parte de un animal para satisfacer sus requerimientos nutricionales como son la energía, proteínas y minerales, constituye uno de los principales costos en la mantención del ganado lechero. En sistemas productivos lecheros, la alimentación debe suplir las necesidades de mantención del animal y los requerimientos de producción de leche. El manejo eficiente de la alimentación tiene desafíos diferentes según el sistema productivo. En el caso de los sistemas con estabulación permanente, las raciones completas deben contener todos los nutrientes que la vaca necesita. Por otro lado, en los sistemas que se basan principalmente en un régimen de animales a pastoreo el mayor desafío es entregar los nutrientes necesarios para producciones altas de leche considerando que el forraje disponible en la pradera es variable durante las épocas del año.
Al no ser constantes la cantidad y la calidad de la producción de la pradera durante el año, es necesario corregir los desbalances y las deficiencias nutritivas de las raciones a través del uso de alimentos suplementarios para alcanzar el consumo adecuado de nutrientes acorde a la demanda fisiológica de los animales, manteniendo entonces el nivel de producción de leche.

alimentacion-figura1

Figura n° 1: Vacas pastoreando (Libro “Suplementación de vacas lecheras a pastoreo”, Capítulo 4)

alimentacion-figura2

Figura n° 2: Vacas consumiendo nabo forrajero (Libro “Suplementación de vacas lecheras a pastoreo”, Capítulo 3)

Para equilibrar nutricionalmente las raciones, con la certeza de que se obtendrán los resultados esperados, es muy importante manejar en forma clara y actualizada la composición de los alimentos, puesto que esta información constituye el principal soporte para el balance de raciones.
Una herramienta práctica y efectiva que permite monitorear la alimentación del rebaño, es llevar un control eficaz de la “condición corporal” de las vacas, la cual debe ser adecuada a su estado productivo o fase reproductiva en que se encuentre.
La alimentación influye fuertemente en ciertos indicadores del rendimiento del negocio, como por ejemplo la fertilidad del rebaño, parámetro que muchas veces decae por el Balance Energético Negativo (BEN) que se produce en los animales dada la pérdida de peso después del parto y el bajo consumo de materia seca en ese período.
Una alimentación balanceada, evitará además problemas de salud animal, que pueden ir desde la predisposición a enfermedades infecciosas importantes como la mastitis, o la presentación de enfermedades metabólicas como acidosis, cetosis e hipocalcemia, las cuales traen consigo consecuencias negativas desde el punto de vista productivo y económico.

  Referencias:
-Anrique R, R Fuchslocher, S Iraira, R Saldaña (eds). 2010. Composición de alimentos para el ganado bovino. Cuarta edición. Universidad Austral de Chile; Instituto de Investigaciones Agropecuarias. Centro Regional de Investigacion Remehue; Consorcio Lechero., Valdivia, Chile. 87p.
-Balocchi, O. et al (Eds). 2012. Manejo Eficiente del Pastoreo. Consorcio Lechero. Osorno, Chile. 51 p.

-Gonzalez, F. 2012.Alteraciones metabólicas en vacas lecheras, relacionadas al período preparto. Osorno, Chile.
-Pulido, R., Parga, J., Lanuza,F., Balocchi, O(Eds). 2011. Suplementación de vacas lecheras a pastoreo. Consorcio Lechero. Osorno, Chile. 91p.