Consorcio Lechero realizará 6 días de campo durante enero

Archivo de Noticias

Enero 2013

Más de 170 productores participaron en días de campo en el sur de Chile,
organizados por el Consorcio Lechero

Ruta del Pastoreo concluyó recorrido en La Araucanía

Una pradera bien pastoreada representa la forma más económica de producir leche a bajo costo. Bajo esta premisa, el Consorcio Lechero desarrolló durante enero la Ruta del Pastoreo, actividad que recorrió el sur de Chile compartiendo conocimientos con los productores lecheros.

Días de campo en Los Muermos, Río Bueno, Osorno, Pelchuquín, Los Angeles y Temuco fueron la oportunidad de compartir con expertos y conocer en terreno los casos de un manejo exitoso de praderas en los productores, que llegaron a casi 180 asistentes.

Nathalye Díaz, coordinadora del proyecto de pastoreo  del Consorcio Lechero,  explicó que este fue un programa de días de campo en los cuales se transfirió al productor herramientas que lo ayuden a hacer más eficiente el uso de la pradera. “Esta ruta, que es co-financiada por Innova Corfo, entregó recomendaciones clave para el manejo de la pradera en especial en la época que nos encontramos, verano, lo que fue valorado por los productores. Este proyecto continuará desarrollando extensión y transferencia durante el año, para lo cual comenzamos a preparar desde ya las actividades para otoño”.

Expositores como Alfredo Torres, Raúl Araya, Marcelo Doussoulin y Daniel Troncoso desarrollaron la charla: Praderas en Verano y además fueron los encargados de compartir con productores y asesores las recomendaciones para un manejo exitoso de las praderas.

LA ARAUCANIA
En La Araucanía, la última parada de la Ruta del Pastoreo recorrió los predios La Torcaza (Quepe) y Los Pinos (Cajón).  Los productores compartieron sus experiencias de manejo de pastoreo con los participantes, entregando su visión sobre el manejo y uso de la pradera en producción de leche.

El ingeniero agrónomo MSc. Daniel Troncoso fue el expositor de la Ruta del Pastoreo en La Araucanía. Su mensaje estuvo centrado en las acciones tendientes a mejorar las prácticas de manejo de la pradera en verano.

En La Araucanía, dice, el tema es relevante sobre todo por la existencia de condiciones climáticas más desfavorables que las de más al sur. “Está la sequía estival y las mayores temperaturas estivales, las que atentan contra una sobrevivencia de la pradera en verano. Las ballicas se resienten bastante por lo que es interesante la posibilidad de incluir otras especies en sistemas pastoriles en la región”. Entre ellas, citó especies como la festuca, que tienen la capacidad de seguir creciendo cuando las ballicas se han detenido o se ven mermadas por las condiciones climáticas; los festulolium, que aprovecha los beneficios de la ballica y festuca.

Entre los “tips” que entregó para un buen manejo de praderas está el cuidado de la altura de ingreso a pastoreo como la de la salida de los animales del pastoreo. “En verano es sumamente importante asegurar una buena altura de residuo para tener una buena recuperación de la pradera. En ese sentido, los pastoreos en verano tienen que ser más livianos que lo que estamos acostumbrados en primavera. Las reservas de la ballica están en la base de la planta y, por lo tanto, si le damos mayor presión e intensidad de pastoreo, en verano vamos a estar liquidándola”.

PRODUCTORES
Günther Stehr, productor lechero del fundo La Torcaza (Quepe)  explicó que la estrategia productiva, como se trata de un predio de secano, en éste la pradera no tiene el peso que puede tener en otros predios lecheros más al sur.

Posee 184 vacas en ordeña, con una producción estandarizada de 8300 litros por vaca al año.  “Siendo la pradera el recurso más económico y de mejor calidad para alimentar las vacas, como tengo secano, debo agregar cultivos suplementarios para llenar los períodos de menor crecimiento de las praderas. De ahí se concluye que la pradera pierde un poco de importancia en el esquema total”.

El uso de Brássicas ha ido llenando los espacios de menor producción de la pradera en La Torcaza, sobre todo en verano.  Esos vacíos, en vez de usar forrajes conservados, los suple con Brássicas.  Al momento del día de campo, estima que la pradera participa en un 26% de la ración.

Posee 45 hectáreas de cultivos suplementarios, de las 120 hectáreas totales que destina a lechería, por lo que utilizará éstos cultivos desde diciembre a agosto.

En el caso de Felipe Artigas, administrador del Fundo Los Pinos (Cajón), la importancia de la pradera pastoreada directamente es muy alta. “Para nosotros, el objetivo principal es que podamos basarnos en el mayor porcentaje posible en la pradera y haciendo el pastoreo de la mejor forma posible, para evitar todo tipo de mecanizaciones para limpiar la pradera y sus residuos”. Actualmente tiene 260 vacas en ordeña, con una producción estandarizada de 7531 litros por vaca al año. Al momento del día de campo, un 60% de la ración viene desde la pradera.

Artigas tomó el predio hace pocos años, especializándolo en producción de leche. “Nos hemos ido basando en la introducción de nuevas variedades forrajeras. Tomamos como base que el montar una pradera nueva sobre una pradera antigua era una pésima idea. Entonces, partiendo de esa base, comenzamos a hacer distintas rotaciones según el lugar del campo donde nos encontrásemos: Si estábamos más cerca de la lechería, hacemos rotaciones con Brássicas; a mediana lejanía, lo hacemos con triticale; y, en los potreros más lejanos, lo hacemos con maíz”.

Para Felipe Artigas, este esquema ha ido relacionado con una mayor fertilización para así establecer ballicas mucho más productivas y exigentes.

MANUEL ANTONIO MATTA  1266, OSORNO, CHILE / TELÉFONO 56 64 222 6123 - 56 64 222 6019