Noticia Noticia

Archivo de Noticias

Diciembre 2013

Una mirada a los lácteos funcionales

Representante de principal industria láctea japonesa en Valdivia

Poder aprovechar las ventajas de la leche producida en praderas, por ejemplo, que es alta en CLA (ácido linóleo conjugado), es un tema que abordó y estudió este proyecto. El CLA es beneficioso por su propiedad anticáncer y preventiva de la obesidad.

Este  tema se trató en un seminario realizado en Valdivia, el que analizó los principales resultados del proyecto “Desarrollo de una línea base para la potencial generación de productos lácteos diferenciados y protocolos de producción de leche y derivados de alto valor nutricional”, desarrollado por Inia Remehue, el Centro de Estudios Científicos, con el apoyo del Consorcio Lechero y financiado por el Gobierno de la Región de los Ríos a través del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico.

Rodrigo Morales, investigador de Inia Remehue, explicó que al alero de este proyecto, se levantó la información de los sistemas productivos para poder generar lácteos funcionales, dependiendo de los resultados del proyecto, con mayor ácido Omega 3 o con mayor CLA.

“El paradigma que tenemos es si podemos producirlo en forma natural. La industria lo puede agregar, pero no es un producto natural, que viene de una síntesis química de los aceites. Queremos producirlo en forma natural, porque hay una visión del consumidor que lo pide. Y tenemos todas las condiciones como país para hacerlo”.

La investigación que ha arrojado este proyecto entrega información preliminar que va muy bien encaminada. Por ejemplo, descubrieron que aumenta la cantidad de Omega 3 y CLA en primavera, cuando las vacas consumen pasto en mayor cantidad. Eso ya orienta como para pensar en producir quesos y yogures con alto contenido de estos elementos en ciertas épocas.

En esta investigación se seleccionó a 9 productores de la Región de Los Ríos (3 estabulados, 3 mixtos (con estabulación en invierno) y 3 a pastoreo todo el año), todos con ganado Holstein Friesian.

“Ahí descubrimos que el sistema mixto y el pastoril tienen una mayor cantidad de ácido linoleico conjugado a través del todo el año, que el sistema en confinamiento. Eso, si pensamos que los principales sistemas de Chile son a pastoreo, le podría dar una característica especial a los sistemas de producción de esta región”.

Este taller en Valdivia incluyó a representantes de la industria, por lo que se busca despertar el interés en desarrollar un producto lácteo funcional a la luz de los resultados. También se busca mejorar la calidad de los quesos que se produce en la región, a través del desarrollo de un queso funcional, que podría ser hecho por pequeños productores. También, apunta Morales, se tiene que buscar opciones para cuando se produce una disminución de Omega 3 o CLA para revertirlo nutricionalmente y estabilidad de su presencia en el año.

El doctor Andrés Carvajal (IniaRemehue) presentó la información obtenida en aspectos de genética bovina, mientras que Rodrigo Valenzuela (Universidad de Chile), se refirió a los efectos nutricionales y nutracéuticos de los lácteos.

IMPULSO

El doctor Octavio Oltra, jefe de I+D del Consorcio Lechero, dijo que la visión desde la institución es que los lácteos son altamente nutritivos y tienen la capacidad de poder ser enriquecidos y mejorados en este ámbito como para poder alcanzar a nuevos consumidores.

Existe desconocimiento de los consumidores. Por ejemplo, cuenta, frente a las grasas saturadas y su relación con los lácteos. “Hoy ya no son las malas de la película, pues ya se sabe que las grasas saturadas más nocivas no son bien absorbidas desde los lácteos y por el contrario la leche tiene una buena proporción de grasas mono o poli-insaturadas que son muy benéficas para la salud humana”.

Un tema claro es el equilibrio en la dieta, explica. La leche es clave en la dieta “y sus propiedades, como la calidad de la proteína, el calcio, vitamina D y, gracias a proyectos como éste, se ve que hay ácidos grasos que son parte de las grasas de la leche, que son muy buenos para la salud. Eso es lo que hay que transmitir”.

Como proyecto de investigación, agrega, para el Consorcio Lechero sienta un precedente y muestra las condiciones para poder producir un alimento  que pueda ser procesado y comercializado, agregando valor en una forma en la cual el productor pueda participar pues la producción de CLA en forma natural depende de los manejos desde el predio

LA EXPERIENCIA EN JAPON

La participación de Chile en la IDF-FIL (Federación Internacional de la Leche) genera beneficios concretos para la cadena láctea nacional. Uno de ellos es el intercambio con especialistas y científicos de primera línea.

En la última Cumbre Mundial de la Leche, realizada en Japón, el jefe de I+D del Consorcio Lechero, Octavio Oltra, invitó a Chile a Richard Walton, jefe de I+D de Meiji, que es la industria láctea más grande de Japón, quién revisó el tema de los alimentos funcionales en el País del Sol Naciente.

Walton contó en Valdivia cuál es la realidad de los lácteos funcionales en ese país.

ALIMENTOS FUNCIONALES

Richard Walton hizo un resumen sobre cómo funciona la legislación y los alimentos funcionales en Japón, bajo la premisa de aportar a la fortalecer la salud, sobre todo a los adultos mayores, ya que eso significa un costo importante en los presupuestos nacionales.Por ejemplo, las enfermedades metabólicas como la diabetes, hipertensión, entre otras, son temas de salud nacional.Eso hace que el gobierno y las empresas japonesas trabajen juntas como un tema país.

Por ejemplo, existen los “claims” o declaraciones (etiquetas que plantean el beneficio o ayuda del producto que se está vendiendo). Este sistema aprueba informar si este producto puede o no ayudar en enfermedades coronarias, colesterol alto, entre otros.

A diferencia de Europa, donde hay una protección muy estricta para evitar que el consumidor pueda ser confundido con un producto “cúralo todo”,dice, estas declaraciones se enfocan en hablar del producto, más que del ingrediente.

“Hay una diferencia muy grande si se coloca el ingrediente en distintos productos. Puede haber efectos diferentes, como incluso anular su efecto. Por  eso, en Japón se hace una declaración sobre el producto en sí y sus beneficios”.

En el tema del desarrollo de los alimentos funcionales, dice, puede haber aspectos relativos al valor funcional, el sabor. “En la leche tenemos valor agregado en distintas formas, pero en esos ejemplos, poseemos varios productos con probióticos para el tránsito intestinal; para mejorar la inmunidad; probióticos contra la infección bacteriana como la que produce la helicobacter, que incluso puede causar cáncer. Parte importante de la oferta es a través de yogures.En el caso de las fórmulas infantiles, hay también productos orientados a la salud bucal”.

“Como Meiji, tratamos de comunicar salud al consumidor. Es un mensaje más difícil. Mantenemos conversaciones con el cuerpo médico, hacemos seminarios, planteamos los beneficios. Hay que explicar mucho y no es fácil. En el primer año las ventas no son lo que uno espera, pero una vez que el mensaje penetra, mejoran mucho”.

Por ejemplo, la comunicación al consumidor es mejorada, tal como en un principio se habló sobre los beneficios del calcio, hoy se habla sobre la valiosa fuente proteica que significa la leche. “Probablemente, el próximo gran paso para los lácteos –el más difícil -será hablar sobre grasas saludables. Existe muchísima información sobre grasas no saludables, no es fácil comunicar que hay grasas saludables en la leche. Es un desafío”.

En el caso del rol de los productores de leche con la industria en el caso de los lácteos funcionales, es importante trabajar unidos en temas de calidad y contenido.

 

MANUEL ANTONIO MATTA  1266, OSORNO, CHILE / TELÉFONO 56 64 222 6123 - 56 64 222 6019