Noticias

 

 

 

 

 

 

 

Archivo de Noticias

Abril 2013

Manejo de praderas en Otoño: Tiempo de preparación

Con una charla en Los Ángeles y un día de campo en Inia Carillanca (Temuco), el Consorcio Lechero desarrolló sus actividades del Programa de Difusión Tecnológica “Uso eficiente de recursos forrajeros en lecherías del sur de Chile” correspondientes a otoño.

Productores y asesores compartieron criterios técnicos, dentro de los cuales se entregó recomendaciones clave para un buen manejo. Estas actividades también se realizaron en Osorno y Río Bueno.

El expositor en estas charlas, el ingeniero agrónomo Augusto Abarzúa, recordó que la información desarrollada por el Comité de Pastoreo del Consorcio Lechero entrega una excelente orientación, estación por estación, sobre cómo mejorar la producción primaria. En el caso del manejo de praderas y pastoreo en otoño, desde el punto de vista productivo, se recomienda hacer cortes de limpieza, eliminar residuos del verano y aplicar fertilización nitrogenada.

El especialista resaltó que el otoño es una estación en la que se debe favorecer el macollamiento de las plantas en la pradera, para facilitar la llegada de luz a las plantas, además que se recomienda la fertilización nitrogenada. Aseguró que en otoño, si se desarrolla un buen manejo, es posible recuperar la pradera y prepararla para el resto del año. Un dato importante es que en otoño se concentra entre el 18 a 23% del total anual de producción de la pradera y recomendó que se debe tomar en perspectiva que en el otoño no es el único punto ver cuánta comida aporta al ganado, si no que se debe analizar en su aporte a la persistencia de la pradera en el largo plazo. “Es una oportunidad para repoblar la pradera, tener más macollos. Otro elemento es que gran parte de estos macollos sustentarán la producción de primavera. Si hay un alto número de plantas, el rendimiento será mayor. El mensaje es que el otoño no sólo es importante por la producción que genera, si no que permite repoblar la pradera y alargar la vida útil de la misma. La mayor mortalidad de plantas se produce en verano y si después del verano disminuye la temperatura y aumenta la cantidad de agua, el manejo debe ir a recuperar la pradera”.

En su mensaje, Abarzúa sostuvo que, así como es importante el otoño, también hay que preocuparse en momentos como el fin de invierno y el inicio de la primavera. Esos manejos son tan claves y aseguran macollamientos.

De acuerdo a los criterios planteados por el Comité Técnico, el ingreso a pastoreo recomendado está entre 2 mil y 2 mil 400 kilos de materia seca por hectárea y dejando residuos de 1400 - 1600 kilos de materia seca por hectárea. En cuanto al número de hojas se debe pastoreo entre 2 a 3 hojas lo que euivale a una altura de la pradera cercana a los 12 a 15 cm y se debe dejar un residuo de una altura de 4 -6 cm.

Día de campo

En la actividad realizada en Inia Carillanca, se combinó con un día de campo para conocer los resultados del proyecto Germoplasma que está impulsando el Inia con apoyo del Consorcio Lechero. El doctor Fernando Ortega (Inia Carillanca) explicó que fue una actividad en la que se presentó los principales resultados de los ensayos de gramíneas.

En este día de campo se presentó información sobre las distintas variedades, su rendimiento y calidad. Ortega explicó que los cultivares de ballica perenne tienen un rol protagónico en producción de leche pero que hoy tienen una menor persistencia comparada con cultivares como festulolium o bromo en zonas de sequía estival. Por eso, dijo, es importante pensar en otras combinaciones de cultivares forrajeros al momento de realizar estrategias productivas.

Entre los resultados presentados en el día de campo se mostró diferencias importantes en rendimientos entre distintas variedades de ballica perenne, factor clave al momento de decidir qué cultivar usar. Esta información estará disponible en un boletín que editará Inia próximamente.

El ensayo de riego en Carillanca tuvo un rendimiento menor, pero ligado al factor de temperatura, explicado por las altas temperaturas estivales que registró este sitio de ensayo, ya que la ballica comienza a tener una disminución en su crecimiento a partir de los 20 grados Celsius.

Otro de los mensajes expuestos en el día de campo y como fruto del proyecto que impulsa Inia con el apoyo del Consorcio Lechero es que la creación de un sistema nacional de evaluación de especies forrajeras va tomando fuerza. Esta será una herramienta potente para que el productor y el asesor puedan decidir las variedades a usar.

Estos resultados serán presentados en forma amplia en el seminario de cierre de este proyecto, el que se realizará este martes 30 de abril en Inia Remehue Osorno, desde las 08:45 hrs.

Evaluación

“El ciclo de charlas de Praderas en Otoño en las cuatro regiones fue de gran interés por parte de los asesores y de los productores, especialmente, ya que en esta época es donde se deben tomar decisiones importantes para poder enfrentar de mejor manera el invierno y para tener una buena primavera. Mediante las charlas y el material técnico entregado, quisimos reforzar una vez más la importancia de realizar un manejo eficiente de la pradera, teniendo muy presente los criterios de pastoreo como los otros manejos necesarios para la estación. Bajo este marco, el tema de fertilización es tremendamente importante y los asistentes tuvieron mucho interés lo que quedó demostrado en la cantidad de audiencia y en las preguntas realizadas”, dice Nathalye Díaz, coordinadora de proyectos del Consorcio Lechero.

Los resultados de la actividad son muy positivos ya que nos damos cuenta que hay mucho interés en seguir conociendo de los manejos de la pradera y suplementación de ésta en cada una de las épocas. “Es por ello que los dejamos invitados a que continúen participando en las siguientes dos actividades correspondientes a invierno y primavera, como también para que así puedan recibir y coleccionar nuestro material técnico”.

 

MANUEL ANTONIO MATTA  1266, OSORNO, CHILE / TELÉFONO 56 64 222 6123 - 56 64 222 6019